📞Servicio al cliente 1-888-644-7592
Menú

El impacto de las muñecas sexuales en la sociedad

Publicado en enero 04 2023

Muñeca sexual Hazel Rompecorazones

¿Cómo reacciona la gente a la popularidad de las muñecas sexuales?

Queríamos comenzar este artículo con una observación simple y pasajera; que en algún momento en el futuro, las muñecas sexuales seguramente serán algo normal y regular. El problema es que, de cualquier forma que lo pongamos, la redacción representa algo bastante extraño.

Podríamos haber dicho las muñecas sexuales están creciendo en número, pero eso retrata a un pequeño ejército de aspecto erótico, preparado para el ataque. Las muñecas sexuales están en aumento imágenes mentales similares del proyecto, mientras que sVienen ex muñecas sugiriendo algo enteramente completamente diferente.

Entonces, hagámoslo simple y comencemos diciendo esto; en algún momento en el futuro, posiblemente no en nuestras vidas, pero tampoco muy lejos de ahora, la propiedad de una muñeca sexual no se verá como extravagante, original o arriesgada. Ya no se levantarán las cejas entre compañeros, familiares, amigos y colegas. Probablemente le resulte difícil de creer en este momento, pero tener una muñeca sexual probablemente no sea diferente a tener un iPhone. 

Puede que no estés de acuerdo, porque mucha gente no lo está. Pero este no es un tema en el que la mayoría de la gente haya pasado demasiado tiempo pensando. Si lo hubieran hecho, podrían llegar a la misma conclusión, porque la historia habla por sí sola. Tal vez deberíamos explicar.

Juguetes Antiguos

Los juguetes sexuales para adultos han existido durante mucho tiempo de una forma u otra, durante miles de años. Afortunadamente, los juguetes para adultos han mejorado mucho desde las creaciones originales de hace 30,000 50 años, y durante los últimos XNUMX años, ha surgido toda una industria que ofrece una amplia gama de dispositivos que se utilizan como ayudas sexuales. 

Flechas, cuando se introdujo por primera vez hace un par de décadas, solía considerarse sexualmente desviado. En estos días, se los considera dispositivos perfectamente aceptables para el placer personal. Y así deberían ser.

Caja con diferentes juguetes sexuales

Cambiando el Zeitgeist sexual

Pero esa no siempre fue la opinión colectiva. Tan recientemente como en los años noventa, mantener un consolador en el cajón del dormitorio generalmente se consideraba increíblemente traspasador de límites. Retrocediendo unas décadas antes, manteniendo un estilo bastante regular, directo y de aspecto sencillo dildo sería el equivalente a tener tu propia mazmorra sexual en 2023, resplandeciente con cadenas, mordazas y látigos. 

¿Estos días? Tener un consolador en casa no es más impactante que tener un despertador junto a la cama.

El mismo caso se puede hacer con muñecas del sexo. Si tenía uno hace 50 o 60 años, y esto no es una exageración, existía una clara posibilidad de que el sheriff local arrancara la puerta de sus bisagras, subiera las escaleras y los agarrara a usted y a su amante de plástico. a mitad de sesión antes de meterte en la carcel. En serio. 

No había ninguna ley en contra, pero sucedió unas cuantas veces y la parte inocente, mientras estaba en libertad y legítimamente libre de cargos, sería etiquetada para siempre como un bestia pervertida por la comunidad local.

A lo largo de los años ochenta y noventa, las muñecas sexuales se vieron como un poco de diversión inofensiva, al menos a los ojos de la mayoría de las personas. aceptado podría ser una descripción optimista de la opinión social, pero la bestia pervertida la etiqueta era una cosa del pasado, por lo menos. Verías muñecas sexuales haciendo una aparición en el evento ocasional de despedida de soltero o soltera, traídas como una medida de broma y alegría. Se volvieron menos siniestros en la naturaleza y más alegres. 

En estos días, las muñecas sexuales no se han vuelto tan aceptadas como su consolador o linterna regulares, pero la sociedad ve este tipo de cosas a través de una lente más abierta a medida que pasa cada década, y la percepción está cambiando. Al igual que con cualquier otra forma de ayuda sexual, las muñecas sexuales son mucho más aceptadas y seguirán siendo aceptadas a medida que pase el tiempo.

Pero todavía queda mucho camino por recorrer antes de que puedas disfrutar de un agradable picnic de domingo por la tarde en un parque público, con la amante de silicona que elijas. Aún no estamos allí. Si bien la sociedad ya no ve a las muñecas sexuales como una perversión, existe un ligero estigma asociado a ellas, entre algunas personas. Sin embargo, esas personas están disminuyendo en número a medida que las muñecas sexuales se vuelven más aceptadas.

chica con maquillaje en luces brillantes de colores

¿Por qué el Estigmatismo?

En realidad, hay algunas razones, cada una de las cuales se deriva de una forma de pensar anticuada y anticuada. Cuando consideras el propósito de poseer una muñeca sexual, las motivaciones no son diferentes de cualquier otra práctica sexual legal y moralmente correcta. El propósito es para la gratificación, sin que nadie resulte perjudicado en el proceso. En ese sentido, tener una muñeca sexual realmente no es diferente de tener una revista porno.

Pero algunos sectores de la sociedad continúan estigmatizando. Si bien son más aceptados y ciertamente ya no se consideran "raros", los conceptos erróneos persisten, y algunas personas juzgan injustamente a cualquiera que se atreva a tener una muñeca sexual. 

Emoción

Pequeños sectores de la sociedad imaginan a los dueños de muñecas sexuales formando una relación amorosa con sus esposas de silicona. Esto simplemente no es cierto, porque la gran mayoría de los dueños de muñecas sexuales usan el producto para la gratificación sexual y nada más.

Todavía existe una falsa percepción en la minoría, donde se imagina a los dueños susurrando dulces naderías a sus muñecas. Amorosamente recitando poesía. Acariciando cuidadosamente la cara de la muñeca mientras se declara un amor profundo y significativo. De nuevo, Nada de esto es verdad, pero esa es la imagen a la que gran parte de la sociedad ha decidido aferrarse.

Misoginia

Otra percepción injusta se deriva de la creencia de que la posesión de muñecas sexuales podría conducir a un aumento del machismo o la masculinidad tóxica. En otras palabras, algunas personas creen incorrectamente que los dueños de muñecas sexuales podrían comenzar a tener menos respeto por las mujeres, con respecto a muñecas de silicona como compañeros perfectos mientras hembras biológicas reales son de segunda clase, casi inferiores en algún sentido.

Eso es, por supuesto, evidentemente ridículo, pero ahí está. Este no es un artículo sobre la igualdad de género, pero sería seguro decir que la brecha de género ha disminuido significativamente en los últimos 50 años, tiempo durante el cual los juguetes para adultos se han vuelto mucho más frecuentes y establecidos. 

No estamos sugiriendo una correlación, por supuesto, pero tampoco hay causalidad. Los juguetes para adultos de ninguna manera han creado una atmósfera de misogamia, pero los castigadores más obstinados usan cosas como esta para arrojar barro a la escena. 

El futuro

No está más allá de los reinos de la posibilidad imaginar un futuro en el que las muñecas sexuales se conviertan en compañeros que caminan, hablan e interactúan. No estamos sugiriendo que los verá brincando alrededor de WallMart con un uniforme de enfermera, de la mano con John Doe de la calle, pero probablemente haya un futuro en el que las muñecas sexuales sean casi como androides.

Eso está muy lejos, y obviamente no en nuestras vidas. Pero las generaciones futuras probablemente mirarán hacia atrás y encontrarán diversión en nuestras sociedades actuales, pasadas de moda. puntos de vista arcaicos, sobre lo que es esencialmente solo un juguete sexual. 

De la misma manera que miramos hacia atrás a las generaciones anteriores y encontramos divertido que un simple consolador pueda considerarse vergonzoso y desviado, nuestros nietos pueden tener la misma opinión sobre las muñecas sexuales hoy.

En la actualidad

shhh

Por el momento, estamos en un precipicio. La propiedad de muñecas sexuales todavía se considera un poco extraño en la minoría, pero en comparación con el pervertido bestial imagen de hace cincuenta años, afortunadamente hemos seguido adelante. Esta actitud de mejora solo continuará, y seguramente llegará un momento en que tener una muñeca sexual sea realmente bastante normal. 

Ya casi llegamos, pero no del todo. Por ahora, al menos podemos estar agradecidos por una opinión social cada vez más tolerante. Las cosas están mejorando. Solía ​​ser bastante difícil incluso comprar una muñeca sexual. Ahora, está a solo un clic o dos de distancia, y se venden abiertamente en línea, sin vergüenza, en grandes cantidades.

Ni siquiera es inusual ver la muñeca sexual ocasional con su propia cuenta de Instagram en estos días. La mayoría de las veces se ven más humanos que el influencer promedio. Estamos bromeando, por supuesto, pero el punto sigue siendo el mismo; la idea de una cuenta de Instagram de muñecas sexuales habría sido impensable hace solo 10 años. Ahora, está bien.

Aplaudimos esta narrativa cambiante y esperamos con ansias el día en que tener una muñeca sexual sea completamente normal. Por ahora, la escuela de pensamiento social está mejorando, de manera lenta pero segura, y eso solo es algo para aplaudir.

Artículos Relacionados

Mujeres vs. muñecas sexuales: ¿quién es mejor?
Si no tienes una muñeca sexual, explica por qué todavía estás pensando en esta pregunta. Los que han jugado...
Leer más
¿Son necesarios los regalos y las joyas para las muñecas sexuales?
Una vez que tengas en tus manos tu muñeca sexual perfecta, todo lo que quieres hacer es hacerla sentir como si fuera la única que m...
Leer más
8 cosas que no se deben hacer con las muñecas sexuales
La compañía de una muñeca sexual es invaluable para algunos entusiastas de los juguetes sexuales. Otros lo alcanzan cuando quieren espe...
Leer más
comprar muñecas sexuales de lujo

Únase a nuestra lista de correo y ahorre 10%

Regístrese para recibir 10% de descuento en su próxima compra. Todos los correos electrónicos se mantienen privados y seguros, nunca los compartiremos ni enviaremos spam.